flow-measurement-of-heavy-gasoil-streams.jpg call_made

Overview

Uno de los principales desafíos de la tecnología de refinería actual es crear productos finales de mayor calidad y seguros desde el punto de vista medioambiental a partir de un crudo con una calidad que se degrada.

El lecho de lavado es un componente especialmente sensible de cualquier columna de destilación al vacío. Los largos periodos de retención de las fracciones de petróleo y los caudales bajos provocan con frecuencia incrustaciones y coquización, lo que implica tener que parar el sistema prematuramente para realizar exhaustivos trabajos de mantenimiento.

Con el uso del moderno software CFD, es posible controlar los procesos para prevenir las incrustaciones y la coquización, de modo que se logre un rendimiento óptimo de fabricación de productos finales a partir del crudo empleado. El control del proceso asistido por CFD precisa además una medición del caudal fiable de todas las corrientes parciales.

En una de las refinerías más complejas de Europa, sus responsables querían sustituir un sistema de medición del caudal poco fiable para monitorear los caudales de gasoil pesado de vacío en el tubo de reflujo que conduce al lecho de lavado. El punto de medición se encontraba en la salida de gasoil pesado de la torre de destilación al vacío, en un área clasificada como zona 1 ATEX.

El gasoil que circula en este punto tiene una temperatura aproximada de 300 °C. La medición clamp-on con WaveInjector demostró ser la solución óptima para esta tarea de medición.

Gracias al rango muy dinámico del medidor, pudieron medirse incluso los caudales muy pequeños. A diferencia de lo que ocurre con los sistemas de medición del caudal en línea, que funcionan a partir del diferencial de presión, los transductores clamp-on no provocan pérdidas de presión dentro del tubo.

Advantages

  • Mejoras en el equipamiento sencillas, sin trabajos en el tubo ni detenciones en el proceso.
  • Sin influencia en el proceso, sin pérdidas de presión.
  • Medición viable incluso con velocidades de caudal bajas.
  • Readaptación y mantenimiento sin que la planta se vea afectada.
  • Mayor exactitud que con los medidores de oficio convencionales.