Los medidores de cantidad de calor no invasivos permanentes o portátiles de FLEXIM permiten determinar fácilmente los caudales de cantidad de calor en un edificio.

En una época en la que el precio de la energía y las regulaciones medioambientales están en aumento, la optimización de los caudales de cantidad de calor es un aspecto clave. Desde el suministro de calor entre plantas de calefacción centrales y los inquilinos hasta los caudales de transferencia de calor en procesos industriales: controlar y equilibrar el caudal de energía es una prioridad para los usuarios preocupados por los costes.

Con mediciones de temperatura en la entrada y en la salida de un sistema, además de la exacta medición del caudal en la salida, el FLUXUS Thermal Energy calcula los caudales de cantidad de calor desde fuera de la pared del tubo, por lo que prácticamente no necesita mantenimiento.

Los valores se pueden transmitir fácilmente a un PC para consultarlos y analizarlos. Los datos obtenidos se pueden usar para equilibrar los caudales de energía o para transmitirlos a un sistema de control de procesos.