Inyección de agua

FLUXUS, más que una correspondencia para la inyección de agua de erosión es una forma común de extender la vida útil del depósito, a través de una gestión inteligente de los pozos.

Para subir la presión del depósito y mejorar la tasa de producción, en el pozo se inyecta agua de mar. Las cantidades de agua inyectadas se monitorizan con flujómetros y se transmiten al sistema de control de proceso.

La inyección de agua se realiza en dos pasos. Inicialmente las bombas de elevación de presión aspiran el agua del depósito de agua del depósito para crear una ligera presión de admisión de aproximadamente 15 bar. Las bombas de inyección necesitan esta presión para funcionar sin cavitación. Sucesivamente la inyección se realiza en tuberías de 254 mm (10 pulgadas), construidas de acero dúplex de espesor 25.4 mm (1 pulgada), donde durante el proceso pueden alcanzarse presiones de unos 300 bar.

La medición precisa de estas tasas de inyección puede resultar un desafío. La presión alta y el agua con alta velocidad típicamente causan un desgaste grave por erosión en los flujómetros tradicionales, que se basan en partes que penetran en el interior de las tuberías.

Un productor europeo decidió que ésta era la parte más difícil para la gestión de las plataformas en el Mar del Norte. La erosión y los depósitos causan la disminución continua de la precisión de los flujómetros de presión diferencial montados en las líneas de inyección de agua.

La solución ideal era una medición no intrusiva del flujo con el FLUXUS ADM7907. La instalación de los instrumentos puede realizarse sin interrumpir la producción y sin cortar la tubería. Los transductores simplemente se enganchan en la tubería y no causan ninguna pérdida de presión. Ya que no entran en contacto con el medio, no están sujetos a desgaste.

Estas ventajas vuelven el sistema una solución perfecta para las instalaciones existentes. Los beneficios también son importantes cuando se consideran las instalaciones nuevas, teniendo en cuenta el peso relativamente bajo de los sistemas y la no existencia de pérdidas de presión.

La empresa ha comunicado que sus flujómetros FLUXUS ADM7907 requieren poco mantenimiento o hasta ningún mantenimiento, y están completamente inmunes de caídas de prestaciones causadas por las altas velocidades y las altas presiones que se registran en la inyección del agua.

FLUXUS permite superar los siguientes desafíos

  • Paredes de espesores superiores a 40 mm (1.58 pulgadas)
  • Materiales exóticos para las tuberías (Súper Dúplex)

Dispositivos relacionados