Fraccionador Catalítico fluidizado - FCC

Un fraccionador catalítico para fluidos es a menudo la parte central de una refinería de petróleo. El proceso se diseña para "romper" la fracción gaseosa del petróleo en el proceso de destilación. La rotura se obtiene por medio de un catalizador que se comporta como un fluido cuando es ventilado con vapor.

Unas fuentes típicas de alimentación de FCC son el gasóleo atmosférico, los fondos de la torre de vapor o el gasóleo de coque. La alimentación de calor se pone en contacto con el vapor y luego con el catalizador. Este proceso cambia la estructura molecular del carbono de más pesada a más liviana. Los productos de salida FCC son principalmente fuentes de alimentación de unidades de alquilación (propileno, isobutano, gasolina, combustible diesel).

Importancia & desafío técnico de la medición del flujo

La tasa de alimentación de los FCC (véase el punto 1 situado antes) tiene que optimizarse con respecto a otros parámetros operativos (como la circulación del catalizador, la capacidad de alquilación, la capacidad de compresión del gas, etc.). Los líquidos de alimentación a menudo están calientes.

La medición del aceite aclarado (véase el punto 2 situado antes) es un indicador muy importante de cuánto bien está funcionando el proceso de rotura. Este líquido es difícil de medir ya que contiene huellas del catalizador y es muy abrasivo.

Instrumentos convencionales y sus desventajas

Convencionalmente ambos estos flujos de líquido se miden con dispositivos DP (presión diferencial) como instrumentos de orificio o de cuña. Esta tecnología es propensa a errores de medición: las placas de orificios en la aplicación del aceite aclarado se desgastan y causan errores de lectura del flujo. Además necesitan un mantenimiento intensivo ya que el líquido entra y obstruye las líneas de impulso de presión, causando lecturas falsas. La limpieza de estas líneas se vuelve una rutina de mantenimiento regular y puede resultar peligrosa, a causa de la temperatura del líquido.

La solución de FLEXIM

FLEXIM ofrece la solución óptima para la medición del flujo en estos ambientes. Como los transductores, junto al WaveInjector, se enganchan simplemente en la tubería, nunca entran en contacto directo con el medio y por lo tanto no están propensos a las abrasiones o a las obstrucciones. La medición queda fiable y precisa y no está sujeta a desvíos.

Dispositivos relacionados