Medición del flujo del ácido sulfúrico

El bióxido de titanio, una sustancia qúmica básica muy usada para pinturas, cosméticos, plásticos y mucho más, puede procesarse a partir del cloro, o del procesamiento de los sulfatos. Aplicando el proceso de los sulfatos durante el proceso de producción se forma un ácido sulfúrico concentrado a aproximadamente el 24%.

En muchos casos, el ácido diluido es completamente reprocesado en plantas de reciclaje separadas y luego se vuelve a alimentar en el proceso de producción. El reciclaje se lleva a cabo concentrando el ácido diluido hasta un umbral determinado y luego alimentándolo en varios evaporadores de vacío, dispuestos uno después del otro, para luego alcanzar niveles de concentración superiores al 60%.

La inspección sistemática y el mantenimiento de las plantas de reciclaje tiene que realizarse a intervalos regulares por razones de seguridad, Cuando luego la planta se vuelve a poner en servicio, las bombas, que transportan el flujo de ácido diluido a los evaporadores, se encuentran sujetas a estreses enormes a causa del aumento rápido de la temperatura. Para llevar a cabo el proceso lo más atentamente posible y con la menor cantidad de desgaste de las bombas, los técnicos responsables estaban buscando una solución apta para la medición del flujo de ácido a los evaporadores.

Considerando los requisitos y el tamaño muy grande de las tuberías, la medición del flujo con el flujómetro clamp-on de FLUXUS se ha demostrado como la solución ideal y, prácticamente, sin iguales para el desafío representado por esta tarea de medición. Como los transductores ultrasónicos clamp-on se montan simplemente en la parte exerior de la tubería de plástico GFK, no están sujetos a ningún desgaste causado por el medio agresivo, y tampoco por las partículas sólidas que contiene

. Reacondicionando el sistema con el flujómetro FLUXUS, que se ha instalado durante las operaciones, se ha podido optimizar de forma efectiva el rearranque de la planta, no sólo por lo que se refiere a un desgaste menor de las bombas, sino también por lo que se refiere a una reducción del grado de partículas sólidas presentes en los intercambiadores de calor que muestran un efecto negativo sobre la eficiencia energética total de la planta.

Ventajas

  • Medición del flujo no intrusiva y fiable - ningún contacto con el medio
  • Ninguna corrosión o desgaste y consumo causados por partículas sólidas transportadas en el flujo líquido
  • Ningún riesgo de pérdidas
  • Reacondicionamiento conveniente sin ningún impacto en el sistema de la tubería y sin cualquier interrupción del funcionamiento.
  • Sistema de medición robusto para uso permanente en ambientes industriales agresivos

Dispositivos relacionados