Medición del flujo de aceite térmico

En un lugar de producción de hidróxido de sodio, una solución en agua del mismo se hierve hasta que evapore toda el agua. Luego la mayoría de NaoH caliente a 320°C se alimenta en una torre de caída, donde se rocía fuera la tubería, para que solidifique en pequeñas gotas que caen en la torre.

Para prevenir que el hidróxido de sodio se solidifique ya en el interior de las tuberías que llevan a la torre de caída, éstas tienen que calentarse por toda su longitud. Como medio de intercambio de calor se utiliza un aceite térmico conocido como Diphyl. Para obtener la cantidad exacta de calor suministrado, es fundamental monitorear exactamente el caudal del Diphyl caliente a 360º.

Las placas de orificios anteriormente instaladas junto a los flujómetros de presión diferencial se encontraban sometidas a un enorme desgate y a una gran abrasión y, por lo tanto, tenían que mantenerse y sustituirse muy frecuentemente. Como eso también implicaba la parada de todo el proceso y una cantidad significativa de trabajo para vaciar las tuberías, el operador de la planta estaba buscando una alternativa mejor.

¡El flujómetro no intrusivo FLUXUM es la alternativa mejor! Junto al dispositivo de montaje del transductor para altas temperaturas Waveinjector, hasta las temperaturas extremas de 360°C no representan un desafío para el flujómetro. Además, como los transductores no se introducen en la tubería, el sistema está libre de desgaste y el mantenimiento se reduce al mínimo. De cualquier forma, ¡el argumento principal del operador es que las paradas del proceso son una cosa del pasado!

Ventajas

  • Ningún desgaste y ausencia de vibraciones en el aceite térmico, extremadamente viscoso.
  • Ningún riesgo de pérdidas, ninguna pérdida de presión
  • Disponibilidad total de la planta

Dispositivos relacionados