Medición de flujo en las tuberías de agua potable

Una cantidad de trabajo y de esfuerzo considerable se debe poner a menudo cuando se deben equipar las tuberías existentes de un sistema de suministro de agua potable con dispositivos de medición del caudal:

Para instalar un caudalímetro convencional magnético-inductivo, primero hay que realizar las obras técnicas civiles para exponer la tubería. Además de eso, la tubería tiene que ponerse fuera de servicio para la instalación, lo que implica una interrupción del suministro.

La medición del caudal ultrasónica no intrusiva actualmente ya es una tecnología de medición estándar establecida en el sector del agua, y no sólo a causa de sus ventajas en términos de instalación. Los transductores ultrasónicos clamp-on IP68, compactos y extremadamente robustos, se enganchan simplemente en el exterior de la tubería.

El lugar tiene que excavarse solamente durante un corto tiempo para acceder a la tubería de suministro, y luego se llena inmediatamente después de la instalación. El acoplamiento acústico permanente y, por lo tanto, la medición libre de mantenimiento se asegura gracias al dispositivo de montaje VARIOFIX C, extremadamente sólido. Los sistemas de monitoreo avanzado usan el caudalímetro ultrasónico FLUXUS como fuente de medición, donde los datos se transfieren al sistema de control de proceso a través de una conexión radio móvil.

Ventajas

  • Medición del caudal no intrusiva fiable
  • Dispositivo de medición durable con transductores IP68 y dispositivos de montaje robustos
  • Instalación subterránea directamente en el suelo sin necesidad de construcciones estructurales costosas