Plantas de energía nuclear

En una planta de energía nuclear, los circuitos de agua se calientan por la fisión nuclear del material radiactivo. La mayor parte de los reactores modernos emplean dos circuitos de refrigeración, uno primario y otro secundario. Este último se emplea para alimentar de vapor a las turbinas de potencia que generan electricidad.

FLEXIM ofrece los sistemas de medición ideales para gestionar de forma eficiente y segura estos circuitos de refrigeración.

Las tecnologías de medición convencionales tienden a desajustarse debido al contacto con un flujo que suele ser parcialmente abrasivo. La radiación también plantea otro desafío. Los caudalímetros en línea ademas requieren la desconexión completa de la planta para poder instalarlos o reemplazarlos.

Los caudalímetros no invasivos de FLEXIM ofrecen un alta precisión y estabilidad a largo plazo sin necesidad de hacer instalaciones invasivas en la tubería. Gracias a sus transductores emparejados y resistentes a la radiación, así como a su sofisticado procesador de señales, el sistema de medición es preciso y no se desajusta. Además, al no ser necesario ni cortar ni soldar la tubería durante la instalación, se minimizan las posibilidades de fuga y no hay ninguna necesidad de interrumpir el proceso.

Utilizando el accesorio de montaje para los transductores WaveInjector de FLEXIM, se pueden incluso medir flujos en tuberías a 400 °C / 750 °F sin ningún tipo de limitación.

Gracias a nuestros caudalímetros portátiles también se puede verificar el funcionamiento de los sistemas de medición ya instalados o medir puntos que no estaban siendo monitoreados.

Los caudalimetros de anclaje de FLEXIM también están disponibles en versiones resistentes a la radiación que cuentan con la aprobación de los mayores operadores de plantas nucleares. Las referencias citadas están disponibles para todo aquel que las solicite.

Ventajas

  • Sistema de medición altamente preciso, fiable y resistente a la radiación – sin derivas y con una alta estabilidad del cero
  • Sistema no invasivo que no requiere realizar ningún trabajo mecánico en la tubería ni detener el proceso
  • Instalación y funcionamiento muy seguros sin riesgo de fugas
  • Aprobado por los operadores de plantas nucleares más importantes - tecnología de medición resistente a la radiación