Centrales geotérmicas

Dada la limitada disponibilidad de los combustibles fósiles y los desafíos que representa el cambio climático causado por los gases de efecto invernadero, la energía geotérmica, prácticamente inagotable, se alza como una de las fuentes de energía más prometedoras del futuro.

La eficiencia de una central geotérmica depende del caudal volumétrico, del nivel de presurización y de la temperatura del agua termal que proviene del subsuelo. Para gestionar el proceso y en muchas ocasiones también para poder llevar una contabilidad precisa, es importante medir el flujo de agua termal en la salida de los pozos con exactitud y fiabilidad.

Al contener estas aguas termales varios gases de arrastre y partículas sólidas en suspensión, los sistemas de medición húmedos, en contacto con el fluido, son susceptibles a la abrasión. Además, como las aguas termales emanan por su propio potencial sin la necesidad de usar bombas de extracción, es fundamental que los sistemas de medición no introduzcan pérdidas de presión en la tubería.

La medición no invasiva a base de ultrasonidos es la solución más apropiada para este tipo de tareas. Los transductores simplemente se anclan con abrazaderas al exterior de la tubería y nunca entran en contacto directo con el flujo abrasivo del interior. Para lidiar con las altas temperaturas, los transductores de FLEXIM se han diseñado para soportar temperaturas de hasta 200°C / 390 °F si se anclan directamente al exterior de la tubería y hasta 400 °C / 750°F si se emplea el accesorio de montaje patentado WaveInjector. Gracias al uso del modo de medición integrado HybridTrek, ni siquiera un alto contenido de burbujas o sólidos de arrastre influirá en la precisión de la medición.

El sistema de medición FLUXUS está especialmente indicado para medir caudales volumétricos en los pozos de producción de aguas termales, en los flujos de salida de intercambiadores de calor o en los flujos de reentrada al pozo. Como la fijación de la abrazadera de los transductores ultrasónicos no requiere ninguna modificación o inserción en la tubería, la instalación y puesta en marcha del sistema de medición puede llevarse a cabo sin interrumpir la producción.

Ventajas

  • Mediciones no invasivas precisas y fiables
  • Fácil instalación y configuración sin necesidad de realizar trabajos mecánicos en la tubería ni interrumpir la producción de energía
  • Medición no invasiva por ultrasonidos desde el exterior de la tubería, por lo que no hay riesgo de pérdida de presión ni de fugas
  • La medición no se ve afectada por partículas sólidas en suspensión o burbujas de gas en el agua termal