hydraulic-balancing-of-a-cooling-tower.jpg call_made

Overview

En la industria química, donde las reacciones exotérmicas son frecuentes, eliminar el calor del proceso resulta crucial. El agua de refrigeración que se emplea para disipar el calor del proceso se enfría en torres de refrigeración, por donde gotea liberando el calor absorbido al aire ambiente.

En una planta química muy conocida, la capacidad de la torre de refrigeración demostró ser inadecuada, especialmente durante los meses cálidos, lo que obligó a recortar la producción en repetidas ocasiones. Los ingenieros responsables del proceso aprovecharon la ocasión para estudiar mejor la torre de refrigeración. Las imágenes por infrarrojos señalaron el problema a simple vista: Mientras que algunas celdas de goteo enfriaban el agua de forma eficaz, en otras el agua circulaba sin que se produjera una refrigeración significativa. Obviamente, la torre de refrigeración necesitaba equilibrarse desde el punto de vista hidráulico.

"Un único servicio de medición de un día nos ha permitido aumentar de forma permanente la capacidad de refrigeración de la torre de refrigeración casi en un cincuenta por ciento y, por lo tanto, aumentar la capacidad de nuestras instalaciones de producción. " -- Andreas Drath, ingeniero de fiabilidad

 

Durante el equilibrado hidráulico, es esencial que pase una cantidad idéntica de agua a través de cada celda de refrigeración individual. Pero, ¿cómo conseguirlo? En este caso, cada una de las cuatro celdas de refrigeración recibe agua de dos líneas de alimentación (DN350). Ninguna de estas líneas está equipada con un caudalímetro. Para poder distribuir las cantidades de agua que deben recircular entre las distintas líneas, los operadores se pusieron en contacto con FLEXIM y encargaron un servicio de medición.

Para el ingeniero de servicio de FLEXIM se trató de un trabajo rutinario. Equipado con un caudalímetro ultrasónico FLUXUS F601 clamp-on portátil, registró el estado actual de todas las líneas en poco tiempo. Efectivamente, las mediciones confirmaron la hipótesis de un equilibrio hidráulico deficiente. Las cantidades medidas variaban según la línea entre 90 m³/h y 450 m³/h. Se trataba entonces de distribuir uniformemente los caudales mediante el ajuste adecuado de las válvulas. Esta tarea también se completó fácilmente con la ayuda de la tecnología de medición del caudal no invasiva. Lo único que hizo falta fue la colaboración del ingeniero de servicio de FLEXIM, quien de nuevo registró los caudales de forma no invasiva en las ocho líneas, mientras un ingeniero de operaciones ajustaba las válvulas en consecuencia. Todos los trabajos se realizaron sin que ello afectara al funcionamiento normal de la planta.

Como resultado, con esta simple medición se logró un enorme aumento del rendimiento. El lugar de los alrededor de 11 MW anteriores, la torre de refrigeración proporciona ahora una capacidad de refrigeración de unos 16 MW. Gracias a eso, se pudo ampliar la capacidad de la instalación de producción que depende de la torre de refrigeración.

El coste y el tiempo del servicio de medición de un día se reducen con un aumento de la producción de alrededor de 1000 t/a, un excelente ejemplo de cómo aprovechar un gran potencial de eficiencia con un esfuerzo mínimo.

Advantages

  • Registro rápido de los caudales en las ocho líneas de alimentación a las celdas de refrigeración sin obstaculizar el funcionamiento normal de la planta.
  • Implementación sencilla y eficaz de un buen equilibrado hidráulico basado en datos de medición empíricos.
  • El servicio de medición de un día permite aprovechar un potencial de rendimiento de ~ +50 % y aumentar la capacidad de producción en ~ 1000 t/a.